Sistema De Clasificación De Los Vegetales

Clasificar las verduras puede ser una tarea abrumadora. Hay tantos tipos y subtipos diferentes que es difícil hacer un seguimiento. Pero, con un poco de conocimiento, no es demasiado difícil. El primer paso es comprender el sistema de clasificación de los vegetales.

Las hortalizas se pueden clasificar según su rango taxonómico: reino, filo, clase, orden, familia, género y especie. Este es el sistema que usan los científicos para agrupar los seres vivos. Las verduras también se pueden clasificar por su contenido nutricional: verduras con almidón, verduras de hoja, verduras crucíferas o tubérculos.

Sistema De Clasificación De Los Vegetales

Dentro de cada una de estas categorías hay muchos tipos diferentes de verduras. Por ejemplo, ¡solo hay más de 1500 variedades de tomates! Pero una vez que comprenda los conceptos básicos de la clasificación de vegetales, podrá identificar cualquier vegetal en un abrir y cerrar de ojos.

Índice

Historia: Discutir la historia de la clasificación de vegetales

La clasificación de las verduras ha evolucionado a lo largo de los años, con el desarrollo de nuevos métodos y sistemas. El sistema de clasificación más común para las verduras es el sistema de clasificación botánica, que se basa en el nombre científico de la planta.

Bajo este sistema, las verduras se dividen en categorías según su género y especie. Este sistema es utilizado por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), y a todos los vegetales se les asigna un código de cuatro dígitos que indica su clasificación botánica.

Un sistema de clasificación más nuevo, llamado sistema de clasificación hortícola, se basa en las características físicas de la verdura. Este sistema fue desarrollado en Europa y utiliza un esquema de numeración diferente al sistema de clasificación botánica.

El sistema de clasificación hortícola se usa más comúnmente en Europa que en los Estados Unidos. Si bien ambos sistemas se utilizan para clasificar las verduras, no incluyen todas las verduras.

Taxonomía: Discutir la taxonomía de los vegetales

Hay muchos sistemas de clasificación diferentes para las plantas, pero el más utilizado es el sistema de clasificación botánico. El sistema de clasificación botánica se basa en la estructura y características de los órganos reproductivos de las plantas.

Bajo este sistema, las plantas se dividen en dos grupos: plantas con flores y plantas sin flores. Las plantas con flores se dividen en dos subgrupos: dicotiledóneas y monocotiledóneas. Las dicotiledóneas tienen dos hojas de semillas, mientras que las monocotiledóneas solo tienen una.

Las plantas sin flores se dividen en tres grupos: gimnospermas, helechos y musgos. Las gimnospermas tienen semillas que no están encerradas en una fruta; los helechos tienen hojas que se extienden desde un tallo; y los musgos tienen hojas pequeñas y verdes que crecen cerca del suelo.

Botánica: Hablar de la botánica de los vegetales

La botánica de las plantas es el estudio científico de la vida vegetal. Esto incluye el estudio de la estructura, función, crecimiento, reproducción, ecología y taxonomía de las plantas.

La taxonomía de plantas es la clasificación de plantas en grupos basados en características compartidas. La forma más común de clasificar las plantas es por su familia. Las plantas de la misma familia comparten características similares, como flores dispuestas en racimos o que tienen una forma determinada.

Nutrición: Discutir el valor nutricional de las verduras

Las verduras son una fuente de muchas vitaminas y minerales esenciales. También contienen fibra dietética, que es importante para una digestión saludable. Las verduras vienen en una variedad de colores, formas y tamaños. Esto los convierte en una parte versátil de cualquier dieta.

Algunas verduras tienen un alto contenido de nutrientes, mientras que otras tienen un bajo contenido de nutrientes. Es importante comer una variedad de verduras para obtener el máximo beneficio de su valor nutricional.

Las verduras de color verde oscuro, como el brócoli y la espinaca, son especialmente ricas en nutrientes. Las verduras crucíferas, como el repollo y las coles de Bruselas, también tienen un alto contenido de nutrientes.

Los tomates son una buena fuente de licopeno, un antioxidante que puede ayudar a proteger contra algunos tipos de cáncer. Las zanahorias son una buena fuente de betacaroteno, que el cuerpo convierte en vitamina A. La vitamina A es importante para una visión y una piel sanas.

Usos culinarios

Uno de los aspectos más interesantes de las verduras es su versatilidad culinaria. Se pueden usar tanto en platos salados como dulces, y se pueden cocinar de varias maneras.

Algunas verduras se comen mejor crudas, mientras que otras se comen mejor cocidas. Aquí hay algunos ejemplos de cómo cocinar diferentes tipos de verduras:

  • El brócoli se puede hervir, cocer al vapor o asar.
  • La coliflor se puede hervir, cocer al vapor o asar.
  • El calabacín se puede asar a la parrilla, saltear o al horno.
  • La berenjena se puede cocinar a la parrilla, salteada o al horno.
  • Los tomates se pueden asar, asar o saltear.

Conclusión

Cuando se trata de clasificar las verduras, hay muchas formas diferentes de hacerlo. Algunos las clasifican por su color, mientras que otros las agrupan por su tipo de hoja. Sin embargo, la forma más común de clasificar las verduras es por su familia.

El Sistema de Clasificación de Vegetales es un sistema de clasificación que agrupa los vegetales por su familia. Este sistema fue creado en 1885 por Liberty Hyde Bailey, un botánico estadounidense. El Sistema de Clasificación de Verduras tiene seis grupos principales: coles, coliflores, brócoli, coles de Bruselas, coles rizadas y coles.

Cada uno de estos grupos se divide luego en grupos más pequeños. Por ejemplo, el grupo de las coles se divide en coles de hojas y coles con cabeza. El grupo de las coles de hoja se divide en coles verdes y coles rojas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir